Los niños pueden aprender sobre ecología marina al jugar

La ecología marina es la ciencia dedicada al estudio de las relaciones de los seres vivos entre sí y con su entorno. Dicha ciencia también estudia las relaciones que se establecen entre los individuos, animales y plantas que habitan en el mar. Para los padres es importante que sus hijos conozcan todos los temas relevantes y relacionados con el medio ambiente, sirviendo como un canal de aprendizaje de nuevas culturas, idiomas, entre otros. Para lograr que esta información se entregue y retenga de manera correcta, es necesario contar con herramientas adecuadas como las que nos brindan los cursos de idioma inglés para niños de kids&us.

El alcance de quienes estudian la ecología marina puede estar desde un examen de microorganismos unicelulares hasta la investigación de los efectos globales de la contaminación y a causa de las actividades humanas. Estos científicos pueden estudiar e identificar los comportamientos de los organismos y sus relaciones dentro del hábitat marino. Los investigadores muchas veces concentran su conocimiento en el comportamiento animal y sus adaptaciones a los cambios climáticos, mientras que observando una población de microorganismos, un científico marino puede descubrir cómo interactúan con otras especies, cómo encuentran comida y cómo se adaptan a las condiciones ambientales normales y extremas. Sus investigaciones no solo se centran en las observaciones de campo, sino también  investiga en los laboratorios.

Los ecologistas marinos utilizan microscopios y demás equipos de laboratorios para analizar muestras de aire, agua, suelo y materia viva. Cuando los niños están en edad de entender los problemas ecológicos y el impacto que tienen en el planeta, puedes introducir juegos para que aprendan a cuidar de forma sencilla y se sientan atraídos por conservar el ambiente. Pero si son muy pequeños para entender por qué no se deben tirar envases al piso o que es la contaminación, puedes usar los juegos para explicarlos.

Jugar al detective de agua permite que tu hijo descubra cómo se puede ahorrar el agua, investigando y recolectando pistas de los grifos y llaves de paso de tu hogar. Es muy sencillo de jugar, solo debes colocar recipientes debajo de cada punto de agua y contar cuantas gotas se pueden perder, calculando cuánto se podría ahorrar al arreglar estas averías. También pueden intentar hacer abono orgánico en casa de forma sencilla, solo se necesita una caja, bolsas de basura, material vegetal, desechos vegetales, tierra y una pala pequeña.

En muchos restaurantes guardan tus pedidos en platos o envases de poliestireno que puedes usar para aprender a cuidar el ambiente y los diferentes ecosistemas, pues muchos de estos desechos terminan en el mar afectando a todo el sistema marino. Hoy en día muchos de estos establecimientos han reducido el uso de este material, por lo que se le puede dar un nuevo uso divertido y que enseñe a los niños a conservar. Puedes preparar semilleros en tu jardín y crear bonitas macetas para plantas pequeñas. Además se pueden utilizar estos envases para depósitos de diferentes cosas pequeñas, dándole un toque personalizado con pinturas, calcomanías, etc, permitiendo que tus hijos dejen volar su imaginación.

Dejar un comentario