Qué beneficios tiene practicar yoga en la playa

Todos sabemos que el yoga es una buena técnica para estar saludables y conectados con nuestra energía interna. Lo que no se conoce mucho es que también puede sumar un granito de arena en la conservación del planeta.

Puedes disfrutar de un buen dia de playa, ayudando a limpiarla, a proteger la diversidad marina y luego hacer un poco de yoga. Hacer yoga en la playa también ayuda a cuidar al ambiente debido a que puedes realizarlo sin una esterilla y de está forma evitar más desechos en el planeta. Si no puedes ir a la playa a disfrutar del yoga puedes acudir a yoga sabadell inspiram, un maravilloso lugar donde eres tú quien escoges tu instructor y el horario. Sin duda, es una maravillosa opción a la hora de desarrollar tu actividad física preferida, el yoga.

Volviendo al yoga en la playa tenemos una serie interminable de beneficios al practicarlo. Dejar la esterilla a un lado y conectarte con la arena y el mar te dara un plus más de relajacion. Xuan-Lan una reconocida yogui es la encargada de mostrarnos las ventajas de este tipo de prácticas. ella es la autora del libro mi diario de yoga.

Beneficios saludables:

Al exponernos sanamente a los rayos del solo, producimos vitamina D. En verano este tipo de prácticas es maravillosa, ya que te puedes divertir mientras haces ejercicio.

Mejora la oxigenación de tu cuerpo respirando aire fresco. El aire de las playas por lo general es mucho más puro que el de la ciudad, por ello recuerda siempre respirar mientras practicas, esto con el fin de mejorar tu capacidad pulmonar y además limpiar tus pulmones.

Ventajas de hacer yoga en la playa:

Debido a que la arena es una superficie bastante inestable, cuesta más practicar las posturas, lo que hace que el trabajo muscular sea más fuerte y de ésta manera generas mucha más masa muscular. De Igual forma la estabilidad y el equilibrio resultará maravilloso puesto a que nos obliga a utilizar músculos que en el piso firme no utilizaremos. Si bien es cierto, es un ejercicio mucho más rudo en la arena, resulta buenisimo para tonificar el cuerpo, mejorar la postura y la estabilidad.

La playa representa el mejor lugar para que le des rienda suelta a las posiciones más locas que jamás pensaste hacer. Supera tus miedos a caer, pues practicándolo en arena es casi imposible que te hagas daño. La arena representa el mejor lugar para practicar dicha actividad. Además resulta una zona de confort por excelencia.

Practica posturas que ameriten mucha concentración y equilibrio, ya que al realizarlas en piso firme será mucho más fácil. Lo Cambiante de la arena obliga al cuerpo a buscar la manera de mantener el equilibrio y estabilizarse. Esto dará buenos resultados si lo que buscas es fomentar y mejorar la coordinación, la fuerza y la estabilidad.

El entorno de la playa, lleno de personas, ruido y la marea harán que te cueste mucho más tiempo concentrarse, pero cuando lo logres será de una manera mucho más profunda y esto te entrenará para relajarte en cualquier lugar sin importar nada. La idea es que te aisles mentalmente de todo y disfrutes el momento.

Dejar un comentario