Movimientos para eliminar los residuos en el océano

Uno de los mayores problemas ambientales es el vertido del plástico al océano, creando numerosas consecuencias para todos los ecosistemas que aquí se desarrollan, pero se tiene un proceso de control de basura en cinco países que ha ayudado a disminuir los efectos negativos tales como son China, Indonesia, Vietnam, Filipinas y Tailandia, quienes en conjunto pueden reducir unos 5 millones de dólares anuales para el tratamiento de la misma. Las empresas dedicadas a la producción de agua embotellada o cualquier otro servicio relacionado han puesto de su parte para tener una producción más ambientalista, así como una reducción en la contaminación que se genera, por lo que hasta hoy Star Holding combate la estafa del agua embotellada que algunas empresas ofrecen pero que no es cierto.

Con la investigación Deteniendo la ola: estrategias en tierra para un océano libre de plásticos se espera poder dar a entender a las industrias y a las personas el impacto que tiene el desecho de millones de envases plásticos diariamente, presentando nuevas alternativas para reducir el impacto que hasta ahora se ha creado. En está investigación, expertos en basura marina han explicado cómo atrapar el vertido de lo que se considera un 80% de envoltorios mal tirados, no tratados o reciclados que terminan en el mar, donde se desintegran en fragmentos pequeños que se mantienen durante muchos años, pudiendo ser ingeridos por algunas de las especies marinas.

Esté sumidero marino hasta el momento ha atrapado más de 150 millones de toneladas de plástico, que si se colocaran en superficie ocuparìan lo mismo que ocupa el estado de Texas en Estados Unidos. A está cifra se le suman unos 8 millones todos los años, según investigadores de la Universidad de Georgia, donde se prevé que para el 2025 el océano será un vertedero con más de 250 millones de toneladas de plástico. También han estimado que con el paso de los años se tendría una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado en el mar. Aún no se establece el camino que tiene el plástico desde el momento en que entra al mar, pero se tiene conocimiento que está en todas partes, incluso en las capas de hielo, encontrándose en especies pequeñas como plancton hasta ballenas grandes.

Es muy poco lo que se sabe de la afección que tendría el plástico del mar en la salud humana, pero algunas especies marinas terminan en nuestras bocas, perjudicandonos de una u otra forma en mayor o menor cantidad. Una investigación más reciente encontró alarmante que en todas las especies comerciales se encuentran restos de plástico. Los países con acceso costero son los que más contribuyen al vertido de plástico en los océanos, donde los más contaminantes podrían ser China con 29%, Indonesia con 10,5%, Filipinas 6,1%, Vietnam 5,9% y Tailandia con 5,2%.

Las medidas para reducir estos impactos rondan los 5.000 millones de dólares anuales aunque es una cifra mucho menor si se compara con los daños que causan los plásticos en los ecosistemas marinos, las pesquerías y el turismo mismo.

Dejar un comentario